Se trata de un paso más en la evolución de la mampara divisoria de oficinas para conseguir una estética y diseño más minimalista, para poder dar una mayor sensación de ligereza.

En esta mampara de oficina, el encuentro de lo opaco con lo acristalado se realiza de manera directa, sin “intermediarios”, sin junquillos de ventana, sin perfiles de aluminio.

El panel de la mampara ciega abraza al cristal de la mampara acristalada, consiguiendo la sensación que el módulo opaco de la mampara “flota”, que no está sujeto por ningún elemento metálico estructural.

La sensación que la propia luz que se genera con la transparencia del cristal es la que sujeta al módulo opaco de la mampara.

 

Características técnicas

Grosor: Tabique de 53mm
Interior: Lana de roca de alta densidad
Paneles: Doble panel de 10mm
Marcos: Con juntas de neopreno
Ventanas: 1 cristal de 10 y 12mm
Acabados: Acero inoxidable, anodizado o lacado

Proyectos relacionados

Certificados de Calidad